Crítica de Arte - Ernesto Jesús García

La abstracción es quizás el Abstractosaurio del arte y el pensamiento humano que durante más tiempo (desde las cavernas) se mantuvo camuflado detrás de la representación. Desde entonces comenzamos la búsqueda de un imaginario alternativo que nos sirviera de antídoto para sobrevivir, aun virtualmente, en medio de la incesante inclemencia de lo real.Esa inclinación a descomponer lo "real" pasó por procesos milenarios tanto ingenuos como ingeniosos, para cristalizar al amanecer del siglo XX europeo en ismos y prácticas que décadas después pasarian a las Américas.La abstracción no se libra de los malentendidos inherentes a cada cosa humana. Muchas veces las intenciones del artista, el critico y el espectador amateur son antagónicas. Se pasa de la sofisticación interpretativa al persistente intento de encontrar semejanzas entre manchas y objetos de la realidad, actitud ingenua y primaria del incauto. Sin embargo, la expresión que mas me place de lo abstracto no es la que despliega sobre el lienzo manifiestos definitorios. Comparto entonces las palabras de E J. Garcia Nodarse cuando dice de su hacer: "Estas obras nacen de un profundo deseo de sencillez, de desalojar de mi cabeza muchas ideas preconcebidas y basura. De exponer, "elocuentemente", mi puñado de dudas sobre casi todo. Sobre el abismo que separa a las palabras de las cosas.Formalmente, muestran la coexistencia, armónica o tensa, de los dos lenguajes clasicos de la abstracción: el geométrico y el gestual. Conceptualmente representan, en mi vida, lo que puedo cambiar y lo que no.
Son obras abiertas que no pretenden dirigir la interpretacion, sino mas bien exponer y compartir momentos de intensidad o meditación (no muy trascendental) con gente en la misma sintonia."
Esterio Segura. Artista. La Habana, Marzo 2019